¿Cómo detectar el consumo de drogas por tu hijo?

En la primera parte de este artículo vimos el concepto y la naturaleza de las drogas así como cifras y datos estadísticos en relación al consumo de drogas en el mundo y en España, haciendo un especial énfasis en el consumo de alcohol en los más jóvenes. A este grave problema del alcohol y los botellones, se le une el consumo cada día más habitual de otras sustancias como el cannabis. En este aspecto cabe reseñar que España tiene el dudoso honor de ser uno de los paises europeos donde el consumo de cannabis y cocaina es más elevado. Este consumo solamente se ve superado por las drogas legales de venta en farmacia como los ansiolíticos, hipnóticos y sedantes. Podríamos decir sin temor a equivocarnos que los adultos se drogan en la farmacia y los jóvenes prefieren y utilizan en drogas ilícitas como el cannabis. Así el Observatorio Europeo de las drogas y toxicomanías observa dos grupos de edad: Hasta los treinta y cinco años de edad el cannabis es la droga más consumida (sin contar el tabaco). Por lo general los jóvenes empiezan a fumar a los dieciseis años y los dieciocho años de promedio prueban el cannabis. Por encima de los treinta y cinco años prevalece el consumo de tranquilizantes. Así mismo podemos observar dos grupos en cuanto al sexo: los hombres prefieren las drogas ilícitas: cannabis, speed, cocaína o heroína, mientras que las mujeres prefieren el consumo de tranquilizantes y de hipnóticos ya sea con receta o sin ella. El consumo de cannabis a diario ronda el dos por ciento, mientras que el alcohol alcanza casi el diez por ciento. Si vemos quien ha consumido en el último mes alguna vez, el cannabis sube casi al siete por ciento y el alcohol al sesenta y cinco por ciento. De cada cuatro adolescentes uno al menos ha probado el cannabis alguna vez entre los catorce y dieciocho años.

Veamos, aunque sea por encima, cómo se inician los adolescentes españoles en el consumo de drogas. La primera droga que se empieza a consumir suele ser el tabaco, seguida muy de cerca por el alcohol a una edad promedio entre 16 y 17 años. Pasados los dieciocho los jóvenes suelen empezar a consumir cannabis. El consumo de sustancias inhaladas empieza pasados los diecinueve, y cerca de los veintiun años se comienza a consumir anfetaminas, alucinógenos, éxtasis, cocaína en polvo y heroína.

Consumo de cannabis por los jovenes

Esto no quiere decir que un adolescente que se incia en el consumo de tabaco haga todo este recorrido, sino que dentro de los consumidores de cada tipo de sustancia esta es la edad promedio en la que suelen empezar a consumir dicha sustancia. Al final de esta escalada se encuentran los pacientes adictos que necesitan tratamiento de desintoxicación. Los pacientes que con más frecuencia acuden a rehabilitarse son los alcohólicos (35%), los cocainómanos (25%), los adictos al cannabis (21%) y a la heroína (15%).

El consumo de drogas por parte de los jóvenes es muy desigual dentro del territorio nacional, así vemos que el consumo se dispara en el levante español (Baleares, Cataluña, Valencia y Murcia) y es mucho más bajo en Castilla y León, Asturias, Cantabria y Castilla La Mancha. Madrid iría en los puestos de cabeza tras la zona de Levante y el País Vasco.

Existe la creencia generalizada entre los adolescentes de que el cannabis es una sustancia inócua cuyo consumo no conlleva ningún peligro, e incluso tiene beneficios medicinales. Quizás merece la pena analizar el trasfondo de los efectos secundarios del cannabis en los jóvenes: El verdadero efecto letal del cannabis no se produce por sobredosis ni por daños directos sobre la salud, sino que aparece como actor principal en los accidentes de carretera.
De los fallecidos en accidentes de tráfico que habían dado positivos en los controles realizados dos terceras partes lo fueron por alcohol y un treinta por ciento otras drogas. De ellos el 50% dió positivo en cocaína y un 45% en cannabis. A la vista de estas cifras alarmantes no podemos dejar de señalar el peligro que supone beber alcohol o consumir drogas cuando se conduce un vehículo. Nunca ha sido tan necesario recordar el lema “Si bebes no conduzcas” y ampliarlo “Si te drogas no conduzcas” pues no es sólo tu vida la que está en juego, sino la de los demás viajeros.

Consumo de cocaina por los jovenes

Cómo puede un padre saber si su hijo consume drogas.-

Existen ciertas señales de alarma que podrían indicar un posible consumo de drogas en vuestro hijo. Es necesario que estéis alerta ante cualquier cambio en su comportamiento, pero debéis tener mucho cuidado antes de achacarlo a un consumo de drogas, ya que puede ser consecuencia de los cambios frecuentes que se producen al llegar a la adolescencia o de otro tipo de problemas.

– Tener un gasto excesivo dinero sin ninguna explicación.
– Pedir constantemente dinero, tanto a los padres como a personas cercanas.
– Estar involucrado en la desaparición de dinero en casa.
– Disminución del rendimiento escolar.
– Descenso de la asistencia a clase.
– Cansancio excesivo.
– Agitación sin causa aparente.
– Cambio en su comportamiento en casa: se vuelve más solitario, irritable y agresivo.
– Cambios en sus pautas de alimentación y sueño.
– Cambios de amigos e influencia excesiva de éstos.
– Pérdida de interés por actividades que antes realizaba.
– Desmotivación y pasividad, en general.
– Empleo repetido de la mentira para salir airoso de ciertas situaciones.
– Transformación en su forma de vestir, hablar y comportarse.
– Estar en posesión de objetos: Hierba, papelillos de liar…

Aunque estas señales sean muy evidentes será difícil confirmar el consumo de drogas de vuestro hijo, a no ser que le descubráis consumiendo, que alguien le haya visto, que llegue a casa en mal estado o que encontréis alguna sustancia entre sus pertenencias. Pero incluso, aunque ocurra ésto último, no podréis estar seguros ya que os puede decir que no es suyo porque se lo ha guardado a algún amigo.

Cannabis, hachis, marihuana

Qué puedes hacer si tu hijo consume drogas.-

Si de una forma u otra has llegado al convencimiento de que tu hijo está consumiendo drogas es importante que tengas en cuenta los siguientes puntos:
– No dramaticéis ni os desesperéis. Tened en cuenta que no todos los chicos que toman drogas llegan a convertirse en consumidores habituales.
– Antes de hablar con él, poneos de acuerdo en lo que le vais a decir y en lo que haréis al respecto.
– Es conveniente que le dejéis claro cual es vuestra postura: Que es perjudicial para él, que no vais a permitir su consumo y que puede contar con vuestra ayuda.
– Si sospecháis que vuestro hijo consume, es necesario que habléis con él de forma tranquila y sincera. Elegid un momento adecuado, donde haya cierta intimidad, con disponibilidad para escuchar y sin perder el control. Si vuestro hijo llega en mal estado, evitad cualquier enfrentamiento en ese momento y esperad a que esté en condiciones para hablar con él.
– Debéis evitar centraros exclusivamente en el consumo de drogas y en los efectos que provoca a largo plazo, y sí en los cambios y desajustes que han podido motivar su consumo (“Estamos preocupados porque no sabemos lo que realmente te pasa…”).
– Evitad lanzar amenazas que no vayáis a cumplir. Es mejor esperar y saber hasta dónde estaríais dispuestos a llegar.
– Evitad señalar culpables, mostraos abiertos al dialogo y buscad con él las posibles soluciones analizando los motivos por los que consume.
– Estad muy pendientes de vuestro hijo, pero sin perseguirle ni acosarle, ya que esto produciría el efecto contrario y se alejaría de vosotros.
– Informaros sobre drogas y los recursos existentes en vuestro entorno y buscad ayuda profesional para evitar sentiros solos y desorientados.

Conclusión.-

A modo de resumen podemos decir que el mundo de las drogodependencias es muy complejo debido a que intervienen muchos factores. La familia tiene una importancia fundamental en su prevención desde la infancia más temprana, ya que en ella se sientan las bases de la educación, de los valores y de la forma de relacionarse. Si notáis que vuestro hijo ha empezado a consumir drogas no os culpéis y buscad asesoramiento profesional.

 

 

Bibliografía:

– Los padres ante el consumo de drogas de los hijos – Gerardo Castaño Recuero 

   Revisado y ampliado el 10/05/2017

– Plan Nacional sobre Drogas – Datos y Estadísticas. Revisado el 10/05/2017

 Observatorio Europeo de las drogas y toxicomanías – EMCDDA. Revisado el 10/05/2017 

Información sobre Gerardo Castaño Recuero

Gerardo Castaño Recuero trabaja como psicólogo y psicoterapeuta en "Nuestro Psicólogo en Madrid". Ha estudiado Psicología en la Universidad Pontificia de Comillas en Madrid y también ha cursado dos Máster, uno sobre Clínica y Psicoterapia Psicoanalítica y otro sobre TFE: Terapia Focalizada en las Emociones.