TRASTORNO DE ANSIEDAD GENERALIZADA (TAG)

En “Nuestro Psicólogo en Madrid” tratamos el Trastorno de Ansiedad Generalizada (TAG) de forma rápida y eficaz

Trastornos de Ansiedad: El Trastorno de Ansiedad Generalizada.-

El trastorno de ansiedad generalizada o TAG es una de las formas en que pueden presentarse los trastornos de ansiedad, que cómo hemos comentado en otras páginas son, además del TAG, los siguientes:

El trastorno de ansiedad generalizada (TAG) se caracteriza porque la persona que lo sufre vive en un estado de ansiedad con frecuencia y de manera persistente a lo largo de más de seis meses. Los acontecimientos que desencadenan los episodios de ansiedad suelen ser de lo más variados y a menudo triviales. El individuo con TAG vive la ansiedad de forma constante, siempre tiene miedo aunque no sabe precisar el motivo ni la causa del miedo. Esta sensación de vivir instalados en el miedo provoca que su vida gire alrededor de la ansiedad, llegando a alterar profundamente todos los ámbitos de su vida: personal, familiar, laboral y social. Al final la ansiedad y el miedo acaban somatizándose y aparecen frecuentes trastornos corporales: cefalea, diarrea, taquicardia, sensación de vértigo o de mareo, alteración del sueño etc.

Síntomas del Trastorno de Ansiedad Generalizada

Síntomas del TAG.-

El síntoma fundamental del TAG es la excesiva y constante preocupación por todo, incluso por las situaciones cotidianas más normales. El paciente está constantemente en tensión por el temor a que algo o todo salga mal. Los síntomas de la enfermedad no aparecen bruscamente, sino que se van instalando poco a poco, afectando cada vez más la vida del sujeto. Es bastante frecuente que la primera sintomatología aparezca en la adolescencia o en la juventud, y la intensidad de las preocupaciones es variable, aunque siempre se intensifican ante cualquier situación estresante. La tensión y el miedo del sujeto van aumentando poco a poco hasta interferir negativamente en la actividad diaria. El paciente con TAG suele ser bastante frecuentador de las consultas de medicina general, aunque siempre por una sintomatología variada, ajena a la causa fundamental. Así podemos ver que son tratados por cefaleas, palpitaciones o insomnio y el médico de cabecera puede tardar algún tiempo en percatarse de que bajo esa sintomatología existe un miedo o preocupación patológica que es la causante de las dolencias corporales.

El TAG suele afectar a ambos sexos, aunque algo más al femenino. Se puede dar en cualquier edad y no se conocen las causas que lo originan. Parece comprobada una predisposición genética, que se ve favorecida con cualquier situación generadora de estrés. Alguna de las circunstancias que más pueden condicionar la aparición del TAG son:

  • Familiar cercano con TAG.
  • Consumo de drogas.
  • Problemas de aprendizaje.
  • Enfermedades crónicas como la diabetes mellitus, el alcoholismo o la depresión.
  • Embarazos no deseados o depresiones post parto.
  • Sexo femenino
  • Tener menos de 25 años de edad.
Síntomas de Ansiedad generalizada

Tratamiento del TAG.-

El TAG debe ser abordado desde una doble vertiente farmacológica y psicológica.

En cuanto a los fármacos se usan los ansiolíticos y benzodiacepinas a corto plazo, por el problema de adicción y tolerancia que conllevan. La FDA (Food and Drug Administration o Agencia de drogas y Alimentos) de Estados Unidos tiene aprobados para su uso en el tratamiento del TAG a algunos antidepresivos  del grupo de los ISRS (Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina) como la paroxetina y el escitalopran, así como algunos ISRSN (Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina y la noradrenalina) como la venlafaxina y la duloxetina. Estos fármacos tienen la ventaja, respecto a las benzodiacepinas, de no producir dependencia en el paciente a largo plazo.

Un caso especial, es el de la pregabalina (Lyrica), un antiepiléptico que se suele usar como coadyuvante para disminuir el dolor crónico y que está demostrando una gran eficacia en la disminución de la ansiedad, sin tener los efectos adversos a largo plazo de los ansiolíticos. En la misma línea de la pregabalina se están empezando a utilizar con buenos resultados la lamotrigina (Lamictal) y la gabapentina (Neurontín)

En cuanto a la vertiente psicológica se han utilizado técnicas de reducción de estrés como la relajación, el yoga, la meditación etc. La terapia cognitivo conductual también ha demostrado ser eficaz. Ultimamente, cada día se utilizan más, los tratamientos de conciencia plena: Mindfulness y Focusing. Este último consiste en una terapia introspectiva que agrupa y completa ejercicios de meditación y mindfulness, entre otros. 

El tratamiento de la conciencia plena de las emociones por medio del Focusing  es útil para regular los síntomas de la depresión y la ansiedad. En este sentido, en nuestra consulta de psicoterapia en Madrid, usamos la TFE (Terapia focalizada en las emociones) como un excelente complemento del tratamiento farmacológico.

Tratamiento de la Ansiedad Generalizada

Bibliografía: